Horchata


Dos días antes de elaborar la horchata dejamos las chufas en remojo.

Las mantenemos unas 48 horas. Pasado el tiempo escurrimos y las colocamos en un recipiente con un poco de agua limpia y comenzamos a triturar con la batidora.
Cuando estén todas trituradas pasamos por un pasa puré para retirarles las máximas impurezas posibles. Le añadimos entonces el azúcar y agua hasta alcanzar la textura deseada. Mezclamos bien y listo. Metemos en la nevera para que se enfríe.

 Trucos y Consejos

Mientras se están hidratando las chufas debemos cambiarle el agua varias veces.

 Información Nutricional

La composición nutricional de la horchata de chufa destaca por su alta presencia de hidratos de carbono. También contiene pequeñas cantidades de  grasas insaturadas, proteínas y minerales, tales como el magnesio, el fósforo, el calcio y el hierro.
El aspecto de la horchata puede recordar al de la leche.
Sin embargo, sus valores nutritivos son bien distintos. En comparación con la leche, la horchata no contiene lactosa, ni tampoco colesterol. Además las grasas presentes en la horchata son insaturadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *