Breve história


Cumbre Tajín es un festival cultural que se lleva a cabo en la zona norte del estado de Veracruz, en el municipio de Papantla de Olarte (México). Su objetivo es preservar y difundir la riqueza cultural y arqueológica de la Ciudad Sagrada de El Tajín.

Su primera edición fue en el inicio de la primavera del año 2000 y se realiza alrededor del equinoccio de primavera en el Parque Temático Takilhsukut, la Zona Arqueológica de El Tajín (que comprende 1.5 km cuadrados ([1]) y el zócalo de Papantla, donde se desarrollan: ceremonias, talleres, rituales, terapias alternativas, juegos autóctonos, conciertos, danzas, actos circenses, conferencias, exposiciones y proyecciones.

El Tajín se descubrió casualmente en 1758 por un cabo de ronda; los totonacos conocían la ciudad, pero no habían revelado su existencia para protegerla de los conquistadores y así la dejaron descansar bajo los dominios del Señor del M. Histórico punto de encuentro para las civilizaciones mesoamericanas el Tajín dio la bienvenida a otras culturas y personas de distintas partes del mundo en el 2000; es así como se inició un festival con la intención de llamar la atención de México y el mundo hacia el estado de Veracruz, más específicamente hacia la zona de Totonacapan, propiciando una política económica de desarrollo regional y de potencializar al máximo la riqueza natural y cultural que se tiene como patrimonio en Veracruz.

Los totonacos sabían que antes de iniciar los festejos había que oficiar una ceremonia para obtener el beneplácito del sitio, es así como curanderos, danzantes y otros miembros de las comunidades del totonacapan realizaron el ancestral rito del Litlán pidiendo permiso y perdón a las deidades de la bondad, el bienestar y la armonía para realizar el festival Cumbre Tajín y para dar inicio al Kaxanama o primavera e inicio de la floración; esta ceremonia se transmitió a más de 150 países con una audiencia de más de mil millones de personas. Es así como se generó un festival que brindó por espacio de 5 días lo mejor del arte, la música, la cultura y el entretenimiento concultando gente de diversas culturas y teniendo como anfitrión al ancestral pueblo Totonaca.

Cumbre Tajín, concepción de un grupo de ingenieros Culturales encabezado por Gastón Melo-Medina y auspiciada por el entonces gobernador Miguel Alemán Velasco, es un claro ejemplo de buena práctica cultural. Cuando gobierno, gestores, sociedad civil, iniciativa privada y pueblos indígenas dialogan y colaboran pueden lograrse modelos integrales de preservación del patrimonio y desarrollo que sean sustentables y exitosos. Para no dañar el sitio arqueológico las estructuras metálicas para las graderías y el escenario se levantaron en una gran plaza de la ciudad sagrada de Tajín sin tocar las edificaciones, las instalaciones del festival se construyeron fuera del recinto arqueológico. Se calcula que en esa área existen vestigios prehispánicos así que solo se permitió realizar excavaciones no mayores a los 20cm. Además de realizar aportaciones culturales y creaciones artísticas las comunidades totonacas participaron en la construcción de escenarios y foros desmontables, baños ecológicos y un campamento con más de mil tiendas, se logró así uno de los festivales más innovadores del mundo; un espacio único donde los artistas, talleristas y sanadores convivieron con el público asistente.

Durante la segunda edición de la Cumbre Tajín se presentaron una serie de problemas con respecto a los permisos otorgados por parte del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) en referencia a presuntos daños causados a la zona arqueológica durante la Cumbre Tajín 2000, se comunicó que fueron daños menores pues se trataba de un trozo de estuco de los bajorrelieves, por el que se impuso una multa de 3mil 800 pesos. Actualmente el Director de la Cumbre Tajín es Salomón Bazbaz Lapidus.

Cada año, la Ciudad de Papantla se convierte en la extensión natural de Cumbre Tajín y en uno de los epicentros de la cotidianidad Totonaca. Es en la Plaza Central, La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción y el Auditorio del Museo Teodoro Cano, donde los habitantes de la ciudad tejen un puente entre la imaginación, creatividad y disfrute de actividades culturales a través de espectáculos al aire libre, instalaciones artísticas colectivas, obras de teatro, cine, danza y mucho más.

Durante Cumbre Tajín: Papantla Brilla.Gracias a las actividades de Cumbre Tajín, hoy es común ver a turistas del mundo recorriendo sus calles, admirando sus murales e interactuando con los pobladores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *