Nutriólogos comparten distintas recomendaciones para lograr incorporar un desayuno balanceado a nuestra vida cotidiana.

De primera instancia, es importante que el desayuno contenga todos los grupos de alimentos: leguminosas; alimentos de origen animal (si se consumen); cereales y tubérculos; verduras y frutas, para poder brindarle al cuerpo todos los nutrientes necesarios. Incluso, Suleima hace énfasis en la variedad de los alimentos durante el desayuno. Entre más colores y diversidad de alimentos contenga, será mejor para el organismo.

Por otro lado, es sabido que muchas personas no consumen un desayuno saludable y balanceado debido a la falta de tiempo que se tiene en las mañanas. Dado a esto, es indispensable contar con una previa preparación y planificación de comida para asegurar un desayuno completo.

Por último, pero no menos importante, añaden que hay que recordar dedicarle el tiempo necesario y la atención que requiere al desayuno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *