Lo primero que se nos antoja como mexicanos en un dominguito en la mañana son unos deliciosos taquitos de barbacoa con salsitalimón, cebolla y cilantro o qué tal una birria calientita acompañada de tortillas hechas a mano.

La verdad es que ambos platillos son una joya gastronómica, pero muy pocos saben a ciencia cierta cuáles son sus diferencias, y por eso aquí te las dejamos algunas para que seas un verdadero experto en el tema. 

LA BIRRIA

La birria está elaborada de carne de chivo en la mayoría de las veces. Puede utilizarse también cordero, carnero, cerdo, borrego y hasta en algunos casos pescado. 

Esta se condimenta con una mezcla de chiles, los cuales los más comunes son el guajillo, pasilla y morita. Además el ajo, laurel y ajonjolí también son ingredientes básicos en este platillo. Tradicionalmente, se deja marinar en esta salsa por 12 horas y después se envuelve en penca de maguey dentro de una olla para llevarla directo al fuego. 

Y por último se le agrega más de la mezcla para crear el famoso caldito, característico de la birria y se acompaña con tortillitas calientes recién hechas. 

BARBACOA

En contraste, la barbacoa es normalmente de borrego o chivo y se envuelve en pencas de maguey. Esta lleva su cocción en horno de tierra o pib originario de la cultura maya, el cual tiene una profundidad aproximadamente de un metro y se le agrega leña al fondo para crear calor envolvente.

En la superficie se coloca más leña y carbón y encima una hoya con barbacoa y pencas de maguey. Se deja por 8 horas para lograr la cocción que conocemos de la clásica barbacoa. Al igual que la birria, se acostumbra acompañarla de cebolla, cilantro y limón. 

Ahora que ya sabes estas diferencias, podrás disfrutar de ambos platillos teniendo un poco más de contexto. 

FUENTE: Gastrolab

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *